La Casa Blanca
10 de junio de 2022

En el día de hoy, el presidente Biden se suma a líderes de todo el Hemisferio Occidental para presentar la Declaración de Los Ángeles sobre Migración y Protección en la Cumbre de las Américas. La Declaración pretende movilizar a la región entera a adoptar medidas decisivas que transformarán nuestro enfoque de la gestión de las migraciones en las Américas. La Declaración se organiza en torno a cuatro pilares centrales: (1) estabilidad y asistencia para las comunidades; (2) ampliación de las vías legales; (3) gestión humana de la migración; y (4) respuesta coordinada ante emergencias.

Como parte de los preparativos para la Cumbre, Estados Unidos y otros países de la región formularon un conjunto de nuevas medidas decisivas en materia de migración.
 
Pilar I: Estabilidad y asistencia para las comunidades
 
Abordar la crisis migratoria sin precedentes que existe en la región requiere que repensemos nuestra perspectiva del financiamiento multilateral para el desarrollo y la forma en que gestionamos las dificultades que atraviesan nuestras economías. Mundialmente, las Instituciones Financieras Internacionales (IFIs) y la asistencia para el desarrollo han estado orientadas a países pobres y de bajos recursos, designaciones que ya no se aplican a la mayoría de los países de América Latina y el Caribe. La necesidad de estabilización económica y apoyo reviste particular importancia en los países que albergan a los más de seis millones de personas refugiadas y migrantes.

  • En agosto de 2022, Belice implementará un programa orientado a regularizar a migrantes de América Central y CARICOM que han estado viviendo de manera ilegal en el país por un determinado tiempo.
  • Liderazgo demostrado por Colombia en la respuesta a los migrantes y refugiados venezolanos a través de políticas enfocadas en el futuro basadas en la solidaridad, el socorro humanitario y la protección: Colombia ratifica su compromiso de implementar plenamente el reconocimiento de estatus de protección temporal para los migrantes y refugiados venezolanos que estén en su territorio. Al 10 de junio, se otorgaron documentos de regularización a más de 1,2 millones de personas, que les permiten trabajar legalmente, acceder a servicios públicos y privados, integrarse satisfactoriamente y contribuir a la economía y la sociedad de Colombia. Colombia reafirma asimismo su compromiso de otorgar permisos de regularización a un total de 1,5 millones de migrantes y refugiados venezolanos para fines de agosto de 2022.
  • Costa Rica se compromete a planificar la renovación de la categoría especial temporal de protección complementaria para personas migrantes de Venezuela, Nicaragua y Cuba, que hayan llegado antes de marzo de 2020, supeditado a la obtención de los recursos económicos necesarios, y a convocar a un grupo de trabajo internacional para conseguir apoyo directo y recursos económicos adicionales para la implementación.
  • Ecuador emitió un decreto ejecutivo por el cual se crea una vía para el estatus de migración regular para las personas venezolanas que ingresaron al país de manera regular a través de puntos de ingreso oficiales, pero que actualmente se encuentran sin un estatus regularizado. Este proceso incluye a menores migrantes no acompañados o separados, y una amnistía migratoria. Contempla el otorgamiento de documentos de identidad para el proceso de regularización, tomando en cuenta las dificultades que enfrentan actualmente los ciudadanos venezolanos. Se prevé ampliar este proceso para que incluya a todos los ciudadanos venezolanos.
  • Estados Unidos prestará apoyo adicional de EE. UU. a un mecanismo de respuesta a las crisis sobre migración. En colaboración con el Congreso, proporcionaremos una suma adicional de USD 25 millones al Mecanismo Global de Financiamiento Concesional (Global Concessional Financing Facility, GCFF) del Banco Mundial, destinado a priorizar a países de América Latina como Ecuador y Costa Rica en los programas de regularización que anunciaron recientemente para las poblaciones migrantes y refugiadas que residen en sus respectivos territorios.  El nuevo financiamiento facilitaría el proceso de registro, la extensión de servicios sociales y los programas de integración, y beneficiaría a las comunidades receptoras que han abierto sus puertas generosamente a los más vulnerables.
  • Estados Unidos anunciará  nuevos fondos de PRM y de USAID por USD 314 millones para esfuerzos de estabilización en las Américas. USAID y la Oficina de Población, Refugiados y Migración (Bureau of Population, Refugees, and Migration, PRM) del Departamento de Estado anunciarán nuevos fondos por más de USD 314 millones destinados a la asistencia humanitaria y para el desarrollo que beneficiará a refugiados y migrantes vulnerables en todo el hemisferio. Esto incluye apoyo para la integración socioeconómica y la ayuda humanitaria en favor de personas venezolanas en 17 países de la región.

Pilar II: Vías legales y protección

Ampliar las vías legales para la protección y las oportunidades es un aspecto central de los esfuerzos para abordar la migración irregular en las Américas. El objetivo es cambiar la forma en la que migran las personas. Los países de la región han establecido programas prioritarios de vías legales que están estratégicamente asociados con los principales motivos por los que migran las personas: (1) empleos; (2) protección; y (3) reunificación familiar.

  • Iniciativa de reasentamiento y vías complementarias de Canadá: Canadá recibe a cantidades sin precedentes de refugiados, respetando los planes sobre niveles de inmigración del país. Como parte de estos esfuerzos crecientes, Canadá aumentará la reubicación de refugiados procedentes de las Américas y aspira a recibir hasta 4.000 personas para 2028, y brindar así soluciones a largo plazo a refugiados en la región. Canadá reconoce el importante apoyo del ACNUR y de la OIM en la región. Canadá también promoverá sus vías regulares en la región para contribuir a que se brinden oportunidades, incluso a personas en situación de vulnerabilidad. Por ejemplo, Canadá impulsará esfuerzos de promoción y reclutamiento relacionados con su Programa de Inmigración Francófona que podría ofrecer oportunidades a personas recién llegadas que hablen francés, como las personas haitianas con habilidades específicas y experiencia, que en muchos casos podrían haberse visto desplazadas debido a la pandemia.
  • Canadá está abordando las causas fundamentales e invirtiendo fondos adicionales por USD 26,9 millones, en el período 2022-2023, para la generación de capacidades relacionadas con la migración y la protección en las Américas. Estos fondos financian proyectos en América Latina y el Caribe centrados en facilitar la integración socioeconómica y al mercado laboral de personas refugiadas y migrantes; mejorar los sistemas de gestión migratoria y de las fronteras; contribuir a preservar los derechos de migrantes, refugiados y comunidades receptoras; promover la igualdad de género y el crecimiento económico inclusivo; y prevenir y abordar el tráfico de migrantes y la trata de personas.
  • Canadá prevé recibir a más de 50.000 trabajadores agrícolas de México, Guatemala y el Caribe en 2022. Canadá apoya en forma contundente la movilidad laboral y sigue promoviendo activamente las vías regulares para la migración, que incluyen programas para trabajadores extranjeros temporarios en respuesta a las necesidades de trabajadores que tienen los empleadores, a fin de suplir las carencias en nuestro mercado laboral y como alternativas a la migración irregular.
  • Guatemala aprueba nueva legislación que promueve los programas de migración legal de trabajadores.  El 1 de junio, el Gobierno de Guatemala aprobó una nueva ley para incentivar el reclutamiento justo y ampliar las vías legales para sus ciudadanos. La ley exime del impuesto al valor agregado y el impuesto de salida sobre los pasajes aéreos a quienes viajen en virtud de contratos de trabajo temporario en el extranjero obtenidos a través del Ministerio de Trabajo. La nueva iniciativa forma parte de un conjunto más general de programas y políticas guatemaltecas que apuntan a ampliar el acceso a los programas de migración con fines laborales, asegurar un reclutamiento laboral ético y promover protecciones legales para los trabajadores guatemaltecos.
  • México ampliará el programa de Tarjetas de Visitante Trabajador Fronterizo para incluir entre 10.000 y 20.000 beneficiarios más. Este programa permite una mayor movilidad de la mano de obra para responder a las necesidades de empleadores en México, promover el desarrollo económico en América Central y brindar una alternativa a la migración irregular.
  • México prevé lanzar un nuevo programa de trabajo temporal que ofrecerá oportunidades laborales en México a entre 15.000 y 20.000 trabajadores de Guatemala cada año.  El Gobierno de México pretende ampliar la elegibilidad para ese programa a fin de incluir a Honduras y El Salvador en el mediano plazo.
  • México integrará a 20.000 personas reconocidas como refugiadas al mercado laboral mexicano durante los próximos tres años. Con el apoyo de ACNUR, el programa conectará a personas que tengan estatus legal como refugiados reconocidos en México con oportunidades en las regiones donde haya escasez de trabajadores. Se trata de una iniciativa conjunta con ACNUR, el sector privado y el Gobierno mexicano, que permitirá a refugiados y empresas beneficiarse de la integración exitosa en el mercado laboral formal de México.
  • Estados Unidos lanzará el desarrollo de un programa piloto por valor de USD 65 millones del Departamento de Agricultura de EE. UU. (U.S. Department of Agriculture, USDA) que apoyará a los agricultores estadounidenses que contraten a trabajadores agrícolas en el marco del programa H-2A. En colaboración con otros organismos, el USDA está explorando un programa piloto, de varios años de duración, financiado mediante el Plan de Rescate del Presidente de Estados Unidos, para otorgar subvenciones a empleadores del sector agrícola que contraten a trabajadores rurales procedentes de países de América Central en el marco del programa de visas H-2A y acepten protecciones adicionales que beneficien tanto a trabajadores estadounidenses como del programa H-2A. El programa piloto contribuirá a mejorar la resiliencia de nuestra cadena de suministro agrícola y alimentaria y favorecerá tres prioridades centrales del gobierno: (1) impulsar la recuperación económica de EE. UU. respondiendo a la escasez de trabajadores que existe actualmente en el sector de agricultura; (2) reducir la migración irregular ampliando las vías legales; y (3) mejorar las condiciones laborales para los trabajadores agrícolas estadounidenses y migrantes. El USDA celebrará un acuerdo de cooperación con United Farm Workers of America (UFW), que trabajará con actores interesados, incluidos agricultores, trabajadores rurales, y defensores y sindicatos de trabajadores del sector agrícola, para cerciorarse de que el organismo reciba una amplia variedad de perspectivas al diseñar este programa.
  • Estados Unidos brindará 11.500 visas H-2B para trabajadores estacionales no agrícolas destinadas a ciudadanos del norte de América Central y Haití. A fin de abordar la escasez de trabajadores en sectores importantes de la economía de EE. UU. y reducir la migración irregular, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y el Departamento de Trabajo (DOL) pusieron a disposición 11.500 visas H-2B adicionales a fines de mayo. Estas visas están destinadas a ciudadanos de países del norte de América Central y de Haití en este año fiscal. Esto se combina con nuevas disposiciones sobre supervisión de empleadores.
  • Estados Unidos implementará una nueva Guía sobre Prácticas Justas de Reclutamiento de Trabajadores Migrantes Temporarios con la cooperación de empleadores a gran escala, incluido Walmart. Al tiempo que Estados Unidos y varios otros países amplían los programas de trabajadores temporarios en el Hemisferio Occidental, el presidente Biden reconoce la importancia de proteger frente a la explotación de los trabajadores. Por eso, este Gobierno emitirá una “Guía sobre Prácticas Justas de Reclutamiento de Trabajadores Migrantes Temporarios”, el primer documento que se adopta con estas características. La guía promueve mejores prácticas para los gobiernos interesados en una mayor participación en los programas de visas H-2 y los empleadores que usan estos programas.  Estados Unidos también ha conseguido el apoyo del empleador a gran escala Walmart, en lo que representa un paso clave para asegurar la implementación en todas las instancias de la cadena de suministro.
  • Estados Unidos asumirá el compromiso de reubicar a 20.000 refugiados procedentes de las Américas durante los años fiscales 2023 a 2024. Esto representa un aumento del triple respecto de este año y refleja el firme compromiso del gobierno Biden de recibir a personas refugiadas. Las necesidades de protección en el Hemisferio Occidental son significativas. Más de 5 millones de venezolanos han sido desplazados en las Américas, y otros cientos de miles de personas de otros países de América Latina y el Caribe también están en situación de desplazamiento [transfronterizo]. Estados Unidos incrementa sus gestiones de reasentamiento en las Américas e insta a otros gobiernos a hacer lo mismo.
  • Estados Unidos aumentará el reasentamiento de refugiados haitianos. Reflejando el compromiso del Presidente de apoyar al pueblo de Haití, Estados Unidos también se compromete a recibir a un mayor número de derivaciones al Programa de Admisión de Refugiados de EE. UU. para los ciudadanos haitianos. Estados Unidos alienta a otros gobiernos a que lo acompañen en el fortalecimiento de las vías legales para la protección y las oportunidades para personas haitianas y otras poblaciones desplazadas en las Américas.
  • Estados Unidos reanudará y aumentará la participación en el programa de Permanencia Temporal (Parole) para la Reunificación de Familias Haitianas. El Departamento de Seguridad Nacional anunciará la reanudación del programa de permanencia temporal para la Reunificación de Familias Haitianas, que permite que ciertos ciudadanos estadounidenses y residentes legales permanentes elegibles soliciten permanencia temporal de tipo “parole” para familiares suyos en Haití. Asimismo, el Servicio de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos adoptará medidas para que haya una mayor participación en el programa, reduciendo los obstáculos al acceso. Se prevé que a comienzos del otoño de 2022 se emitirán nuevas invitaciones para postularse al programa.  Simultáneamente, el Departamento de Estado redoblará los esfuerzos para tramitar las visas de inmigrantes haitianos y reducir el volumen de casos atrasados. El Departamento de Estado está evaluando opciones para incrementar el personal de adjudicación consular en la Embajada de Puerto Príncipe y analizar otras eficiencias operativas que reduzcan el volumen de trámites de visas atrasados para los haitianos.
  • Estados Unidos reanudará el programa de Permanencia Temporal (Parole) para la Reunificación de Familias Cubanas. El mes pasado, Estados Unidos anunció que reanudará las operaciones del Programa de Permanencia Temporal (Parole) para la Reunificación de Familias Cubanas (Cuban Family Reunification Parole, CFRP). El CFRP ofrece una vía segura y ordenada a Estados Unidos para ciertos beneficiarios cubanos de solicitudes aprobadas de inmigración por motivos familiares. El DHS prevé retomar la tramitación de casos este verano, trabajar con el Departamento de Estado para empezar las entrevistas en Cuba a comienzos de otoño y generar la capacidad para analizar y procesar a los solicitantes aprobados, y contribuir así a los objetivos consensuados sobre migración en los próximos dos años.

Estados observadores

  • España duplicará la cantidad de vías laborales para que los hondureños participen en programas de migración circular de España.

Pilar III: Gestión humana de las fronteras

Asegurar las fronteras con políticas y prácticas para la gestión humana de las fronteras resulta esencial para reducir la migración irregular y administrar de manera colaborativa las migraciones en el hemisferio. En lo sucesivo, debe ponerse foco en lo siguiente: 1) control fronterizo humano; 2) retorno de migrantes que no tengan necesidades de protección u otro fundamento legal para permanecer en el país; 3) facilitación de los retornos a los países de residencia más reciente o de origen; 4) apoyo a los retornos voluntarios asistidos; y 5) mayor intercambio de información y cooperación bilateral y regional en materia de aplicación de la ley para combatir el contrabando de migrantes y la trata de personas.

  • Estados Unidos anunciará un “operativo encubierto” para desarticular redes de contrabando de personas en el hemisferio. El Presidente anunciará una campaña sin precedentes, en cuando a índole y magnitud, destinada a interceptar y desbaratar a redes de contrabando en América Latina. En los últimos dos meses, Estados Unidos, con el liderazgo del DHS, ha incrementado en más de 1,300 el personal en la región y ha invertido más de USD 50 millones en apoyo a estas actividades. Hasta fines de mayo, los esfuerzos han producido cerca de 20.000 medidas de interrupción total, que incluyen detenciones y procesamientos penales, confiscaciones de bienes como viviendas y vehículos usados para el ocultamiento y el contrabando de personas, e investigaciones penales. El DHS considera que esto ha generado que cada día lleguen 900 migrantes menos a la frontera sudoccidental, y este proceso apenas se ha iniciado. Estados Unidos se propone ampliar los esfuerzos con otros gobiernos de la región para mejorar el intercambio de información, generar mayor capacidad y promover investigaciones penales.
  • Estados Unidos mejorará la eficiencia y la objetividad del asilo en la frontera. A fines de mayo, el DHS y el Departamento de Justicia empezaron a implementar un nuevo proceso que mejora y agiliza la tramitación de solicitudes de asilo presentadas por ciudadanos extranjeros sujetos a remoción acelerada, a fin de asegurar que quienes reúnen los requisitos para el asilo obtengan este beneficio rápidamente, y que sean removidos con celeridad a quienes no sean elegibles. El nuevo proceso representa un avance hacia un sistema de asilo más funcional y sensato que reduzca el volumen de casos atrasados en los tribunales inmigratorios, y al mismo tiempo asegure a las personas una resolución rápida y justa de su caso. El DHS implementará esta norma en etapas y, cuando la implementación se haya completado, se conseguirá reducir el proceso administrativo de varios años a unos pocos meses.

Para ver el texto original, ir a: https://www.whitehouse.gov/briefing-room/statements-releases/2022/06/10/fact-sheet-the-los-angeles-declaration-on-migration-and-protection-u-s-government-and-foreign-partner-deliverables/

Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.

U.S. Department of State

The Lessons of 1989: Freedom and Our Future