Departamento de Estado de EE. UU.
Oficina del Portavoz
27 de abril de 2021
Declaración del secretario Antony J. Blinken

El presidente Biden y la vicepresidenta Harris han establecido un enfoque ambicioso y de múltiples niveles para abordar las causas fundamentales de la migración irregular y fortalecer una gestión colaborativa de la migración en América Central. El anuncio que realizó ayer la vicepresidenta representa el próximo paso concreto para mejorar las condiciones y brindar asistencia vital y enfocada en la protección a las personas y comunidades vulnerables de la región.

El anuncio de la vicepresidenta sobre el incremento de USD 310 millones en los volúmenes de asistencia para la región incluye USD 104 millones a través de la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado, USD 125 millones a través de la Oficina de Asistencia Humanitaria de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USD 26 millones por medio del Departamento de Defensa y USD 55 millones a través del Departamento de Agricultura de los EE. UU.

Nuestra asistencia humanitaria atenderá las necesidades inmediatas de personas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares en busca de seguridad, incluidos refugiados y otras personas desplazadas así como migrantes vulnerables en América Central y terceros países de la región. A través de la región, nuestra asistencia se orientará a financiar albergue y otros espacios seguros, trabajar para la reunificación de las familias, promoverá la integración de migrantes y refugiados en las comunidades receptoras, apoyará la prestación y el acceso a la atención médica, apoyo psicosocial y asistencia legal, y ayudará a las personas y comunidades vulnerables a prevenir , prepararse y responder a la pandemia de COVID-19, entre otras actividades.

Por medio de organizaciones internacionales asociadas, nuestra asistencia también seguirá apoyando los planes de acción nacionales de los países del Marco Integral Regional para la Protección y Soluciones (MIRPS): Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Panamá. Al hacerlo, se fortalecerán los sistemas de asilo de los países y otras iniciativas de protección en la región, y se promoverán oportunidades para que las personas desplazadas y los migrantes vulnerables se integren y encuentren soluciones en las comunidades de la región.

La cooperación internacional es esencial para una gestión migratoria eficaz y eficiente
, y Estados Unidos es y seguirá siendo un socio confiable en este esfuerzo. Somos el mayor donante humanitario individual a nivel mundial e instamos a otros actores a que se sumen a nuestro compromiso de apoyar a las personas necesitadas en América Central.


Para ver el texto original: https://www.state.gov/providing-humanitarian-assistance-to-support-the-vice-presidents-leadership-in-addressing-migration-challenges-in-central-america/

Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.

U.S. Department of State

The Lessons of 1989: Freedom and Our Future