Secretario de Estado Antony J. Blinken y primer ministro y ministro de Asuntos Exteriores de Catar Mohammed bin Abdulrahman Al Thani en conferencia de prensa conjunta

DECLARACIONES

ANTONY J. BLINKEN, SECRETARIO DE ESTADO DE EE. UU.
Anexo Diwan
Doha, Catar
6 de febrero de 2024

[…]

SECRETARIO BLINKEN: Buenas noches a todos. Y primer ministro, Mohammed, gracias. Gracias por las, como siempre, muy productivas conversaciones que hemos mantenido hoy, esta tarde, con el emir y también con el primer ministro. 

Hemos mantenido una participación constante a los más altos niveles de nuestros respectivos gobiernos desde hace muchas, muchas semanas, meses, con el objetivo de garantizar la liberación de rehenes y conseguir una pausa prolongada para ayudar a abordar la grave situación humanitaria en Gaza. Y hemos visto los resultados de la última pausa, la pausa inicial: 105 rehenes liberados, un aumento significativo de la ayuda humanitaria, la reparación de infraestructuras críticas en Gaza y, más ampliamente, al mismo tiempo, una reducción de las tensiones regionales.

Así que, junto con Catar y Egipto, presentamos, como saben, una propuesta seria dirigida no sencillamente a repetir el acuerdo anterior, sino a ampliarlo. Como acaba de decir el primer ministro, Hamás ha respondido esta noche. Ahora estamos revisando esa respuesta, y mañana conversaré sobre ella con el Gobierno de Israel. Aún queda mucho trabajo por hacer, pero seguimos considerando que un acuerdo es posible y, de hecho, esencial. Y seguiremos trabajando sin descanso para lograrlo.

En este viaje ya hemos celebrado reuniones en Riad, en El Cairo y hoy en Doha, centradas en garantizar que podamos aprovechar cualquier pausa para seguir elaborando planes para el día después en Gaza: de seguridad, humanitarios, de reconstrucción, de gobernanza… todos ellos conllevan verdaderos desafíos, pero precisamente por eso estamos y debemos centrarnos en estos ahora. También estamos decididos a aprovechar cualquier pausa para seguir allanando el camino diplomático hacia una paz y una seguridad justas y duraderas en la región. Esa es la mejor manera, la mejor manera de garantizar que el 7 de octubre y la trágica pérdida de vidas de israelíes y palestinos no se repitan.

La última vez que estuve en la región, hace unas semanas, dije que tenemos ante nosotros una vía muy poderosa para alcanzar una paz y seguridad duraderas, y que cada vez está más clara: un Israel integrado en la región con garantías de seguridad por parte de sus vecinos y socios, así como una vía práctica, temporal e irreversible hacia un Estado palestino que conviva en paz con Israel, uno junto a otro, con los acuerdos de seguridad necesarios para ambos pueblos.

En esta visita, uno de nuestros objetivos clave ha sido seguir concretando el contenido y la secuencia de todos los pasos que serían necesarios para permitirnos avanzar por ese camino.  Ahora bien, ese es un camino. Está claro, y pueden ver que nos lleva a un destino que beneficiaría prácticamente a todos en la región y, como he dicho, aportaría paz y seguridad duraderas tanto a israelíes como a palestinos.

Pero hay quienes quieren llevar a la región en una dirección y por un camino diferentes y están trabajando activamente para sabotear todos los esfuerzos por avanzar hacia una paz y una seguridad duraderas. No hay más que ver lo que hemos observado en los dos últimos meses y, de hecho, en las dos últimas semanas. Ataques en Siria e Iraq, ataques a Israel desde Líbano, ataques a la navegación internacional en el mar Rojo, ataques en Jordania que mataron a tres militares estadounidenses y, por supuesto, el ataque a Israel del 7 de octubre. Todos y cada uno de ellos llevados a cabo por grupos entrenados, armados, financiados y formados por Irán. 

Irán y sus comodines afirman que están llevando a cabo estos ataques de alguna manera en nombre del pueblo palestino. Eso es absolutamente falso y es una tapadera de sus verdaderas intenciones. Ni uno solo de estos ataques ha fomentado los derechos, las oportunidades, la seguridad y la dignidad de los palestinos. Todos tienen que ver fundamentalmente con la sed de poder de Irán.

Desde el 7 de octubre, hemos sido muy claros al advertir a cualquier actor que intente aprovecharse del conflicto: No lo hagan. Hemos sido muy claros en que no queremos que el conflicto se amplíe, no queremos que se produzca una escalada; pero también hemos sido claros en que si nuestro personal, si nuestro pueblo se ve amenazado, si son atacados, responderemos. Les defenderemos.

Estamos respondiendo a la violencia, no iniciándola. Intentamos evitar la escalada, no alimentarla. Y mientras lo hacemos, seguiremos utilizando todas las herramientas a nuestra disposición para alcanzar una pausa prolongada para que los rehenes salgan, que haga llegar más ayuda, que traiga la calma a los civiles de Gaza, y que mantenga el avance de la diplomacia hacia una región integrada y más segura.

En estos esfuerzos, tenemos la gran suerte de contar con Catar como socio. Gracias.

 

Para ver el texto original, ir a: https://www.state.gov/secretary-antony-j-blinken-and-qatari-prime-minister-and-minister-of-foreign-affairs-mohammed-bin-abdulrahman-al-thani-at-a-joint-press-availability-2/ 

Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.

U.S. Department of State

The Lessons of 1989: Freedom and Our Future